miércoles, 21 de agosto de 2013

Acontecimientos del 21 de agosto









1821 en México, Agustín de Iturbide y don Juan O'Donojú, el último virrey, se entrevistan en Córdoba, Veracruz, previamente a los tratados que ambos firmarán en la misma ciudad el día 24 por los que se reconocerá la independencia de esa nación












1856 Comienza a circular la primer estampilla nacional en la Provincia de Corrientes. El sello había sido diseñado por un inmigrante Francés, llamado Matías pipet, que también fue el grabador de la única plancha en la que fueron impresas 17 emisiones lanzadas hasta 1880 cuando se nacionalizaron los servicios postales. Las primeras estampillas fueron impresas en papel seda, en tinta negra y contorno liso. La estampilla tenía la efigie de la diosa Ceres, nombre latino de la deidad de la agricultura. El sello había sido encomendado a Pipet por Juan Pujol, por entonces Gobernador de Corrientes, quien trajo la idea del timbrado postal de un viaje que había realizado por Europa.
 



1911 en el Museo del Louvre roban a La Gioconda. Eduardo Valfierno, un estafador argentino, convence al carpintero italiano Vincenzo Peruggia, ex empleado del Museo para que robe el cuadro, y venderlo por una cifra millonaria. Peruggia entró al Louvre a las 7 de la mañana, vestido como el personal de mantenimiento, descolgó el cuadro y salió del museo con el cuadro escondido bajo su ropa. 
Eduardo Valfierno

Valfierno estafó a cinco coleccionistas yankis y uno brasileño, a quienes vendió falsificaciones, por trescientos mil dólares a cada uno, pero nunca conservó la pintura, que Peruggia guardó bajo su cama, hasta que en 1913 fue detenido cuando intentó vender el cuadro original al director de la “Galleria degli Uffizi”











1946 el Senado de la Nación aprueba el proyecto de ley, impulsado por Evita, sobre Derechos Políticos de la Mujer que se establecen luego por la Ley N° 13010














1947 Evita llega a Montevideo y se reúne con el vicepresidente en ejercicio del Poder Ejecutivo Luis Conrado Batlle Berres








1952 El Congreso sanciona la Ley 14133, que crea el Instituto Ganadero Argentino. Luego será reemplazado por el Instituto Nacional de Carnes

1953 Se promulga la Ley 14222 de Inversiones Extranjeras o de radicación de capitales extranjeros que establece por primera vez un status legal definido para las inversiones de capital extranjero a radicarse en actividades industriales o mineras y un régimen completo y coherente para su funcionamiento






1966 la “Crisis del azúcar”. En Tucumán, la caída del precio del azúcar junto a una sobreproducción en 1965, causa que muchos ingenios no puedan pagar sus deudas. Sindicatos en huelga, marchas a la ciudad y ocupaciones de fábricas provocan la intervención del estado. El ministro de economía, Jorge Salimei, con la anuencia de la oligarquía azucarera anuncia la intervención, el desmantelamiento y cierre inmediato de 7 ingenios, como punto de partida para el “saneamiento” de la economía tucumana. En el curso de los años que siguieron, sucesivas medidas condujeron a la clausura definitiva de 11 de los 27 ingenios que operaban en la provincia, medidas que agudizaron aún más la crisis



1969 Comienza “El Cipolletazo”. El gobernador de Río Negro, Ing Juan A. Figueroa Bunge aprueba la construcción de un puente sobre el río Negro, en Paso Córdova, y la pavimentación de la ruta 6 hasta Bariloche. Este nuevo camino, que ahorraría solo 30 km en un tramo de más de 500 km, sustituiría a la ruta nacional 22 en el transporte de cargas, y saltearía a Cipolletti, Allen, Neuquén y otras localidades ubicadas al oeste de Roca, forzando el tránsito de las cargas por esta última. En defensa de los intereses locales, el intendente Julio Salto se opone a la medida y acude a los medios para difundir su opinión. Con los rumores instalados en la comunidad, un conjunto de vecinos cipoleños se dirigen a Bs. As., donde el ministro del Interior, General Francisco Imaz, les comunica que la destitución del intendente Salto es inminente e irrevocable. Al regreso del intendente Salto, una multitud lo recibe en el aeropuerto de Neuquén y lo escolta hasta su casa en Cipolletti.




1973 en Villa Adelina, 30 hombres armados que respondían al Secretario del Gremio, el burócrata sindical Salar, disparan contra la sede de los obreros ceramistas. Los atacantes lanzan granadas de gas de fabricación militar. A pesar de la fuerte resistencia de los obreros los agresores se adueñan del local y comienzan a golpear con cadenas a los obreros. Cientos de obreros ceramistas que trabajaban en fábricas de la zona se dirigen hacia allí en solidaridad  con los compañeros que habían quedado dentro de la filial en manos de los hombres de Salar, quienes al verse rodeados y por temor a la reacción de los trabajadores, deciden salir pidiendo se arme  un cordón que garantice su seguridad al retirarse. Cuando ya habían abordado los vehículos para alejarse del lugar, uno de los matones de Salar disparó sobre Juan Carlos Baches, primer obrero ceramista asesinado.


1975 es asesinado Marcos “El Pelado” Osatinsky, militante del peronismo revolucionario. Había sido detenido en Córdoba tras la destitución del gobierno constitucional de Ricardo Obregón Cano, y torturado en los sótanos de la jefatura de la policía por una banda criminal de la División Informaciones que respondía al “interventor” Raúl Lacabanne, como represalia ante un ataque del ERP el mismo día de su asesinato. El cuerpo de Osatinsky, aún con vida, fue atado con una cadena al paragolpes trasero de un auto y arrastrado por rutas de ripio. Cuando le devolvieron el cuerpo a los familiares quienes comprobaron además, varios tiros en el corazón y uno en la sien, éstos intentaron trasladar los restos a su Tucumán natal, pero su ataúd fue nuevamente secuestrado por paramilitares al mando del capitán del Ejército Héctor Vergés y dinamitado junto al monolito de Facundo Quiroga en Barranca Yaco




1986 en Camerún, un extraño fenómeno geológico, la “emisión límnica” de monóxido de carbono proveniente de la capa magmática de la Tierra mata a más de 1700 personas y miles de cabezas de ganado por envenenamiento en una zona volcánica cerca del Lago Nyos






2007 trabajadores estatales marchan junto a la multisectorial opositora en Río Gallegos en reclamo de castigo al ex funcionario Daniel Varizat, que atropelló a 17 manifestantes. La encabeza el obispo local, Juan Carlos Romanín, quien pide el fin de la violencia





2008 tras 13 horas de debate, Diputados aprueba por 167 votos a favor y 79 en contra, el proyecto oficial reformado para la re-estatización de Aerolíneas, que pasa a Senadores para su aprobación final. En la calle, frente al Congreso, una multitud convocada por los gremios “bancó” el proyecto oficial con una fuerte condena a la propuesta de quiebra de Aerolíneas. Gerardo Morales, de la UCR, fue el blanco de las mayores críticas.



2011 La Justicia de Tucumán aplica la legislación indígena y frena el desalojo de una comunidad Quilmes de Colalao del Valle. Marca un precedente para otros casos. En cinco años casi no se utilizó la Ley 26160  que frena los desalojos y ordena relevar todos los territorios indígenas en favor de las comunidades.



2012 se reanudan las protestas estudiantiles en Chile. Tomas de colegios y huelgas de hambre de varios estudiantes ilustran el ánimo del estudiantado. Un micro de carabineros ocupa el principal colegio público de Chile, imagen que recuerda la dictadura y enoja aún más a los escolares.





Nacimientos del 21 de agosto





1844 nace en Valparaiso, Chile, Emilio Lamarca, ingeniero en Minas, Abogado y político nacionalizado argentino. Subsecretario de Relaciones Exteriores durante las presidencias de Sarmiento y Avellaneda. Docente en la cátedra de Economía Política en la UBA. Se desempeñó como abogado y Presidente del Ferrocarril Pacífico. Fundó la Liga Social Argentina y fue Consejero de la Universidad Católica.






1862 nace Emilio Salgari, escritor y periodista italiano  Es el creador de Sandokan. Aunque escribía novelas de aventuras, ambientadas en sitios como Malasia, las Antillas, la India, etc, vivió en una pobreza terrible y jamás pudo conocer los lugares sobre los que escribía






1891 nace Florencio Molina Campos, pintor y dibujante argentino. Lo conocen todos che!








1904 nace el Maestro William “Count” Basie, pianista y director de  orquesta yanki 




1906 nace Braulio Aurelio Moyano, neurobiólogo, psiquiatra, investigador y científico argentino. Fue Secretario General de Investigaciones Científicas en la entonces Secretaría de Salud Pública de la Nación, durante la gestión de Ramón Carrillo. Dedicó gran parte de su vida profesional a la investigación de la neurobiología. El Hospital Nacional de alienadas, en la ciudad de Buenos Aires, lleva su nombre.




1932 Nace José Antonio del Busto Duthurburu, historiador del Perú, docente y profesor emérito de la Pontificia Universidad Católica del Perú. Fue nombrado Cronista Mayor de la Primera Expedición Científica Peruana a la Antártida, en 1988.







1986 nace Usain Bolt, atleta velocista jamaicano. Lleva ganados cinco títulos mundiales y seis olímpicos, y posee también los récords mundiales de los 100 y 200 m llanos





Defunciones del 21 de agosto




1842 muere Leona Vicario, heroína de la Independencia mexicana, que entregó sus riquezas para comprar armas y municiones a los insurgentes. Cayó prisionera pero nunca delató a los involucrados en el movimiento libertario. Se casó con Andrés Quintana Roo y luego acompañó a Morelos y a su esposo en sus campañas emancipadoras.







1940 fallece León Trotsky, político y teórico revolucionario ruso (Ver efemérides del 20 de agosto)



  





1975 Fallece Manuel Seoane, "La Chancha", un delantero histórico de Independiente y su máximo goleador en el amateurismo







1992 Fallece Isidro Lángara, el vasco que en su debut en San Lorenzo en 1939, le hizo 4 goles a River. Fundamental para que muchos españoles se hicieran hinchas de San Lorenzo









1995 Fallece Jorge Vernazza, sacerdote católico argentino, impulsor del “Movimiento de Sacerdotes para el Tercer Mundo” e integrante del "Equipo de sacerdotes para Villas de emergencia de la Capital Federal". Activo opositor al nefasto “Plan de erradicación de villas” de la dictadura, vivía en una casilla en la villa del Bajo Flores, donde ejercía su labor pastoral






2010 fallece Hugo Guerrero Marthineitz, locutor peruano, uno de los más innovadores en el medio radial argentino. Creador de ciclos radiales como “El club de los discómanos”, “El show del minuto”, etc. En TV, su programa más exitoso fue  “A solas”



2010 fallece Rodolfo Fogwill, sociólogo, escritor, docente de la Universidad de Buenos Aires, editor de una legendaria colección de libros de poesía, ensayista y columnista especializado en comunicación, literatura y política cultural. Autor de “El efecto de realidad”, “Mis muertos punk”, “Cantos de marineros en las pampas”, etc






2011 Fallece Ezra Sued, puntero izquierdo de Racing en la década del 50

21 de agosto de 1911: el día que se afanaron La Gioconda







El 21 de agosto de 1911, el cuadro más famoso del mundo, la Gioconda, fue robado del Museo del Louvre. Cuatro años antes, en el mismo museo, se había producido el robo de unas pequeñas estatuas españolas. La policía francesa, llevada por las pistas, detuvo a Guillaume Apollinaire, el poeta. 





Guillaume Apollinaire es detenido
Apremiado en los interrogatorios, no demoró en revelar que las estatuillas se encontraban en poder de Pablo Picasso. El pintor fue detenido pero quedó libre al devolver las obras. Según dijo Picasso, él ignoraba que habían sido robadas. 

Sin embargo, Picasso era muy conocido por comprar objetos de arte robados. En este caso, es difícil creer que no supiera que las estatuillas habían sido robadas del Louvre. Esto mostraría su ignorancia artística (que no la tenía sino todo lo contrario) y desconocer que el autor del robo había sido Apollinaire, que no fue preso como instigador pero sí su secretario, Honoré-Joseph Géry Pieret, autor material del robo. Lo que era verdad es que ninguno de ellos tenía nada que ver con el robo de la Gioconda. El ladrón era otro.



Eduardo Valfierno
Pero toda historia tiene un comienzo. Y esta historia comienza en la Argentina cuando en 1850 nace Eduardo Valfierno, el hijo de un rico terrateniente cuya fortuna se encargó de despilfarrar al heredarlo. Ya entonces se daba la buena vida en Europa, principalmente en París, donde se hacía llamar “el Marqués de Valfierno”. Para sostener su estilo de vida y seguir tirando “manteca al techo” como hacían todos los herederos de aquella época, Valfierno comienza a vender las joyas, obras de arte y antigüedades de su familia, hasta que ya no tuvo nada propio que vender.




Entonces armó su “negocio” de ventas de obras de arte robadas o extraviadas que eran en realidad falsificaciones con su socio, un famoso pintor que era un virtuoso en el arte de la copia: Yves Chaudrón, a quien le pide que haga varias copias de La Gioconda. A Chaudron, la tarea le demanda más de un año de intenso trabajo para realizar las falsificaciones sobre maderas similares a la del original, usando pigmentos comúnmente usados en el Renacimiento y avanzadas técnicas para conseguir la pátina de envejecimiento adecuada.

Mientras Chaudron trabaja febrilmente en su estudio, Valfierno sale a la caza de sus futuras víctimas, millonarios dispuestos a pagar cualquier precio con tal de lucir a La Mona Lisa en un lugar de privilegio en sus mansiones.


Obviamente, la obra de Da Vinci real no le interesaba a los estafadores. Pero era indispensable para el negocio que la noticia del robo de la Mona Lisa recorriera el mundo, para poder vender a sus potenciales compradores las falsificaciones impecables.

Vincenzo Peruggia
Para eso necesitaba, un hombre que conociera las rutinas del Louvre y que fuera capaz de cometer el robo, pero también que fuera algo ignorante para que no hiciera demasiadas preguntas. Y lo encontró. El tipo era un carpintero italiano, Vincenzo Peruggia, al que Valfierno convenció, en parte, prometiéndole mucho dinero, y en parte, apelando al patriotismo. Le dijo que la obra era el resultado del genio de un italiano y que era en Italia donde debería ser exibida. Le hizo el cuento de un millonario coleccionista italiano que deseaba recuperar el cudro para su tierra, de donde nunca debería haber salido. Y el pobre Vincenzo se tragó el cuento. 



El domingo 20 de agosto de 1911, entró al Louvre como un visitante más. Cuando museo cerró sus puertas, se escondió en un cuarto donde se guardaban herramientas, cerca del salón Carré, donde se exhibía el cuadro. A la mañana siguiente, con el museo cerrado al público, Vincenzo esperó inquieto hasta que el guardia de la sala dejó momentáneament su puesto. Eran las 7 de la mañana y él se había vestido con los guardapolvos que usaban los obreros del museo. 




Salió de su escondite y fue hasta a la Mona Lisa. La quitó de la pared y empezó a correr hasta las escaleras mientras retiraba la pintura de su escudo vidriado y su marco. Con la madera de 77 x 53 cm bajo su guardapolvo, cruzó el patio interior del Louvre, saliendo del museo como un trabajador más.

Cuando el guardia regresó, vio el espacio vacío y supuso que la habían retirado para una sesión de fotografía.




Louis Beroud
Cuando el martes 22 el Louvre abrió sus puertas, Louis Beroud, un copista de obras famosas llegó al salón Carré se encuentra con el lugar vacío. “¿Dónde se la llevaron? Preguntó al guardia, y éste le respondió:  “Seguramente la llevaron otra vez arriba. La deben estar fotografiando o reparando el marco”.. A las 11 Beroud exigió al guardia que averiguara dónde estaba el cuadro que él había venido a ver. El guardia salió a preguntar, y regresó con el rostro desencajado. “Tampoco está allí”. Entonces da el aviso, un día después del robo. 







Esa tarde, 60 inspectores de la Sureté y 100 gendarmes estaban en el Louvre, revisando e interrogando a todo el mundo. La noticia se hizo pública casi de inmediato, según Valfierno lo había planeado. Todos los empleados fueron interrogados, pero no hallaron ninguna pistas, ni rastros, nada.






Hasta las fronteras se cerraron. Se habló de intrigas políticas, de la desprotección de los tesoros del Louvre. Los diarios de la época se relamían con las acusaciones cruzadas entre los investigadores que culpaban al museo, y los del museo que hablaban de la ineficacia policial. El circo estaba armado…
La pintura en tanto, estaba a pocas cuadras del museo, bajo la cama, en la humilde habitación del hotel donde vivía Vincenzo, que esperó con semejante paquete el mensaje que Valfierno nunca le envió.
El estafador se comunicó con los sus “clientes”, cinco norteamericanos y un brasileño y le vendió a cada uno, una copia al “módico” precio de 300 mil dólares de los de aquel entonces.



Alfredo Geri
Peruggia, sin saber qué hacer con la pintura, leyó en un diario italiano un anuncio: un anticuario de la “Galleria degli Uffizi” de Florencia, llamado Alfredo Geri, compraba obras de arte y ofrecía buenos precios. El 29 de noviembre, Geri recibió una carta sellada en París de un tal Leonardo, a secas, diciéndole que tenía la Mona Lisa. Escéptico pero intrigado lo citó en su galería de Florencia para el 22 de diciembre. Pero doce días antes de la cita, un hombre pequeño, de bigotes, llegó hasta las oficinas de Geri en la vía Borgognissanti y se presentó como Vincenzo Leonard  y le anunció que había traído el cuadro consigo. Humildemente le pidió una recompensa de medio millón de liras y la garantía de que la Mona Lisa no regresaría al Louvre. Geri arregló ir al día siguiente a ver la pintura con un especialista Giovanne Poggi, director de la Galleria. 



El juicio a Vincenzo Peruggia
Y fueron, al día siguiente, pero con la policía. Reconocieron de inmediato el sello oficial del Louvre al dorso de la pintura y confirmaron su autenticidad. Vincenzo Peruggia fue detenido y la noticia recorrió el mundo. La obra se exhibió en los principales museos de Italia durante dos meses hasta volver al Louvre. Vincenzo fue juzgado en Florencia, pero para la opinión pública se trataba de un ingénuo y romántico héroe nacional.






La Mona lisa recuperada
Peruggia aseguró que actuó solo, bajo el embrujo de la belleza de La Gioconda y que su único interés era rescatarla de manos de los franceses para devolverla a Italia. El jurado lo condenó a un año y 15 meses de prisión, pero salió a los siete, cuando la I Guerra Mundial lo sacó de las páginas de los diarios. Allí se pierde el rastro de ese hombre humilde, víctima de la “viveza criolla”




Valfierno pasó una vida de lujos y excesos hasta su muerte en 1931 en los Estados Unidos. Se había hecho con un botín de entre 30 y 60 millones de dólares. Los millonarios estafados jamás lo denunciaron, pues ello los hubiera convertido inmediatamente en cómplices del robo. Seguramente sus pérdidas fueron absorbidas por las empresas que controlaban.


Karl Decker


Pero Valfierno, además de estafador era un fanfarrón. La idea de que el mundo desconociera que el verdadero genio tras el robo había sido le resultó insoportable. Entre copas, le contó a un amigo, el periodista norteamericano Karl Decker el verdadero origen de su fortuna, con datos, fechas, e incluso el nombre de los millonarios a los que había estafado, con la única condición de que la historia se divulgara tras su muerte.

Y ¿qué pasó con Ives Chaudrón? Se mudó también a Estados Unidos donde siguió copiando obras maestras y cosechando una pequeña fortuna vendiendo sus “obras de arte” a las celebridades del cine…